QUIERES SABER...
¿QUIERES SABER.....?

Remitida por María Belén Jiménez, de Alhama de Almería (Almería).

La cuadratura del círculo, junto con la duplicación del cubo y la trisección del ángulo, constituye uno de los grandes problemas clásicos de la ciencia de la geometría planteados en la Grecia clásica. Los geómetras helenos se servían únicamente de la regla de graduar y del compás para realizarconstrucciones geométricas. El problema consiste en crear con tales herramientas un cuadrado de área igual a la de un círculo dado, lo que significa encontrar un segmento de longitud equivalente a la raíz cuadrada de PI. A lo largo de la historia, multitud de matemáticos han intentado hallar este segmento sin lograr nada más que aproximaciones. Ya en el siglo XVI, el alemán Michael Stifel sospechó su irresolubilidad. En 1882, otro alemán, el matemático Fernando Lindemann demostró que el número PI no puede ser raíz de ningún polinomio con coeficientes enteros, condición necesaria para cuadrar el círculo. Esto acabó con las esperanzas de resolver este insondable y enigmático problema.

Durante siglos, los jinetes subieron a sus monturas por la izquierda
porque sus espadas colgaban del lado izquierdo de las ropas que
vestían. Como consecuencia, era más fácil para ellos montar a
caballo por este lado. Una vez sobre la montura, la mano derecha
extraía la espada de su vaina para luchar y la izquierda llevaba las riendas.
Durante el oscurantismo de la Edad Media, se consideró a los zurdos
personas poco fiables y se acentuó el uso de la mano derecha.
En los albores de la aviación, a comienzos del siglo XX, los primeros
pilotos militares procedían mayoritariamente del ejército, donde jefes
y oficiales de caballería mantenían la costumbre de subir al caballo
por la izquierda, hábito que se trasladó de modo inconsciente al diseño
de los aparatos militares de aviación y a la producción de aviones comerciales.